Procesión del Silencio


 

EN SILENCIO POR LOS QUE EN SILENCIO SUFREN

Desde la fundación de la Cofradía en 1944, cada Jueves Santo realizamos la denominada “Procesión del Silencio” que, con inicio y fin en la iglesia parroquial de San Pablo, incluye en su itinerario el acceso a la Basílica de Nuestra Señora del Pilar para hacer estación ante el Monumento. 

En 1997 incorporamos a la Procesión el Acto de Silencio, que tiene lugar en la Plaza de San Bruno tras salir de la Basílica. La finalidad del Acto es recordar a todas las personas cuya espalda se dobla, calladamente, bajo el peso de la cruz del sufrimiento: enfermedad, abandono, guerra, dolor, hambre, maltrato, pobreza, persecución, injusticia... ¡Cuántas y cuántas cruces, y cuántos y cuántos silencios! Para hacer visible este recuerdo encendemos un cirio en el Monumento de la Basílica del Pilar, que portamos después en la Procesión y depositamos finalmente en el Monumento de la Parroquia de San Pablo. 

El hecho de realizarse al aire libre no obsta para que en el Acto de Silencio reine el recogimiento porque, además, pese a su brevedad suscita profundos e intensos sentimientos. En él se intercalan la oración, la palabra y el penetrante sonido de las trompetas clamando ¡Silencio! para despertar, tanto en los Cofrades como en el público que se congrega en la Plaza, la evocación de los seres que padecen; y de la evocación surge la plegaria esperanzada, que cada uno dirige desde su corazón contemplando las imágenes de Nuestro Padre Jesús de la Agonía y de Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos que, como faros en la noche, presiden la plaza. 

Cada año interviene en el Acto un Orador versado en situaciones caracterizadas por el sufrimiento o relacionado con ellas. En las ocasiones anteriores han participado profesionales de los medios de comunicación, autoridades religiosas y civiles; este año, en el que alcanzamos la XXI edición del Acto, el Orador será el Rvdo. D. SERGIO BLANCO IZAR, licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza. Actualmente es Arcipreste del Arciprestazgo Centro y Párroco de la Iglesia de San Felipe y Santiago el Menor, de Zaragoza.

Al término del Acto de Silencio la Cofradía reanuda la Procesión por las calles del centro histórico de Zaragoza, culminando en el interior de la iglesia de San Pablo.

Recorrido de la Procesión del Silencio

 El itinerario de este año 2017 será por las siguientes calles y plazas:

San Pablo, Plaza de San Pablo, San Blas, Avda. César Augusto, Coso, Alfonso I, Plaza del Pilar, accediendo al interior de la Basílica, siguiendo por la Plaza del Pilar, Plaza de La Seo, Sepulcro, Plaza de San Bruno donde se realizará el Acto de Silencio. Seguiremos por la calle Sepulcro, Plaza de La Seo, D. Jaime I, Coso, Plaza de España, Coso, Avda. César Augusto, San Blas, Plaza de San Pablo, finalizando en la Insigne Iglesia Parroquial de San Pablo Apóstol.